Faramacoterapia de la Hiperactividad con Déficit de Atención en el Menor.

 

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (ADHD, siglas en inglés) se caracteriza por falta de atención, hiperactividad e impulsividad. Es el trastorno del comportamiento que más se diagnostica en la infancia y se calcula que afecta de un 3% a un 5% de los niños en edad escolar.

Aunque generalmente el ADHD se diagnostica durante la infancia, no es un trastorno que afecte sólo a los niños-muchas veces se prolonga hasta la adolescencia y a etapas posteriores y frecuentemente no se diagnostica hasta muchos años después.

Existen tres tipos de ADHD, cada uno con síntomas diferentes: en el que predomina la inatención; cuando predomina el aspecto hiperactivo-impulsivo y cuando se produce una combinación de los anteriores.

El fármaco de primera elección para este tipo trastorno en menores es el Metilfenidato (Rubifen®), psicoestimulante de probada efectividad en pruebas robustas en niños entre 6-17 años. Tres de cuatro niños tratados reducen notablemente su impulsividad, mejoran en las actividades escolares, atención, memoria a corto plazo, aumento de obediencia y cumplimiento de tareas (placebo sólo el 18%). El tratamiento reduce en un 85% el mayor riesgo de abuso de sustancias psicotrópicas existente en los niños con hiperactividad. En sujetos mayores de edad, su administración aumenta el riesgo de adicción.

Las reacciones adversas posibles son:

a)    Insomnio inicial (especialmente cuando se administra a últimas horas de la tarde)

b)   Cefaleas

c)    Pérdida de apetito

d)   Nerviosismo

e)    Molestias gastrointestinales (náuseas, vómitos, dolor abdominal)

f)     En algunos sujetos aparece comportamiento compulsivo con brotes de agresión

g)    Rara vez aparecen reacciones psicóticas o retraso en el crecimiento

h)   En algunos casos se pueden incrementar o precipitar tics

i)     Hipersensibilidad auditiva…

Si se presenta alguna o varias de las reacciones adversas con intensidad moderada, se reajusta a la baja la dosis.  Si estos efectos son intensos o aparecen síntomas psicóticos, retirada del tratamiento. También si se enlentece el crecimiento de forma clara.

Los fármacos de segunda elección son los antidepresivos tricíclicos o bupropión. Este tipo de fármacos sólo tienen eficacia limitada sobre la hiperactividad y no sobre el déficit de atención.

 

Deja un comentario

Frase del día
Loading Quotes...
Videos Interesantes

Agorafobia Parte 4

septiembre 2017
L M X J V S D
« mar    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930