Entradas con la etiqueta ‘Psicofármacos’

Más terapia psicológica y menos medicación, acertada elección.

LA OCU SOLICITA MÁS TERAPIA PSICOLÓGICA Y MENOS MEDICACIÓN PARA LOS TRASTORNOS DE ANSIEDAD Y DEPRESIÓN. 

Incocop online. Fecha de publicación 06/03/2012

La Organización de Consumidores y Usuarios ha hecho público, el pasado 21 de febrero de 2012, los resultados de un estudio sobre la atención en salud mental que se presta en España a las personas con ansiedad y depresión. El estudio, que lleva por título Más psicoterapia y menos pastillas, y que aparece recogido en el número 100 de la revista OCU-Salud, pretende lanzar la voz de alarma sobre la elevada prescripción de fármacos (antidepresivos y ansiolíticos) en nuestro país, a pesar de que “la opción más exitosa y la que debe aplicarse en primer lugar es la psicoterapia basada en determinadas técnicas eminentemente cognitivo-conductuales”, y para ello solicita más accesibilidad al tratamiento psicológico, más recursos destinados a este fin y una mayor concienciación social.

Tras entrevistar a un conjunto de pacientes, médicos de Atención Primaria, especialistas en salud mental y gerentes de centros especializados, la OCU ha detectado las siguientes carencias:

  • Se evidencia un enorme retraso y errores en la identificación del problema de salud mental que presenta el paciente hasta llegar al diagnóstico definitivo, con la consiguiente pérdida de tiempo, de recursos y complicación de la sintomatología.
  • El tratamiento psicológico, hoy por hoy, no es una alternativa generalizada, ni se ofrece a todos los pacientes. El médico de Atención Primaria -señala el estudio de la OCU- suele establecer un tratamiento farmacológico, aunque los pacientes deciden abstenerse, “porque recelan demasiado o porque los fármacos les hacen sentir zombies”.
  • El bajo porcentaje de pacientes que es derivado a los especialistas en salud mental, tiene que sufrir una lista de espera de entre 2 y 4 meses.
  • Existen importantes diferencias territoriales en la atención en salud mental que se presta en los servicios de salud. En algunas CC.AA. los pacientes acceden a tratamiento psicológico; sin embargo, en otras, son derivados a un psiquiatra, que vuelve a centrar el tratamiento en los fármacos.

Pese a todo, resalta el estudio de la OCU, los pocos pacientes que llegan a recibir tratamiento psicológico “se muestran más agradecidos y son más tendentes a recomendar psicoterapia que fármacos”.

A la luz de estos datos, la OCU reclama que se mejore la eficacia de la atención en salud mental que se ofrece para los problemas de ansiedad y depresión, a través de la implementación de tratamientos psicológicos accesibles a todas las personas que los precisen. Para la OCU, esto requiere reorganizar los servicios y aumentar el número de profesionales disponibles. Además, la OCU solicita, entre otras cuestiones:

  • Incidir en la prevención de los trastornos mentales, promocionando la salud, entendida en un amplio sentido.
  • Concienciar a los pacientes sobre el uso responsable del sistema sanitario, haciéndoles ver que cualquier dificultad vital no tiene por qué solucionarse farmacológicamente.
  • Promover entre los médicos una administración responsable de los fármacos, “ajena a las presiones de los pacientes, la industria o la falta de tiempo”. La atención de los problemas de ansiedad y depresión debe ajustarse a las recomendaciones basadas en la evidencia, que establecen que el tratamiento psicológico (y en concreto, la terapia cognitivo-conductual) es más eficaz y efectivo para los problemas de ansiedad y depresión.
  • En el ámbito de la intervención psicológica es necesario hacer un esfuerzo cuantitativo (formar a más profesionales) y cualitativo (mejorar el conocimiento y manejo de las distintas terapias aplicables).
  • Mejorar la dotación de los centros de Atención Primaria, ya que suponen la puerta de acceso de un número creciente de personas que acuden a consulta porque presentan dificultades para enfrentar los problemas de la vida cotidiana e incorporar a los especialistas de salud mental en este nivel de asistencia.

Como ya ha informado Infocop en otras ocasiones, el Reino Unido inició una importante reforma en su sistema sanitario en esta dirección hace tres años. A través del Programa Improving Access to Psychological Therapies, incorporó la atención psicológica en los servicios de Atención Primaria de este país, respaldando su reforma en los estudios científicos que avalaban el tratamiento psicológico como primera elección para los problemas de ansiedad y depresión, y en un informe de la London Scholl of Economics (The Depression Report), que establecía las ventajas económicas y sociales de la implementación de estos servicios frente al abordaje farmacológico tradicional.

El éxito derivado de este cambio en su modelo de actuación en salud mental, se ha evidenciado en los buenos resultados y en la gran acogida por parte de los usuarios de estos servicios. No obstante, el gobierno británico y las asociaciones profesionales implicadas en esta importante reforma, han invertido considerables esfuerzos en asegurarse este éxito mediante la incorporación de profesionales cualificados (psicólogos) y debidamente entrenados en la aplicación de tratamientos psicológicos basados en la evidencia científica. Tal y como aparece recogido en un informe publicado por el Departamento de Salud de este país: “los psicólogos juegan un papel fundamental en la implementación de este programa y son esenciales para su éxito”.

Para facilitar este cambio en nuestro país, la OCU aconseja a los ciudadanos a que presionen para recibir el mejor tratamiento posible. “Si sufre ansiedad o depresión en grado leve, no deposite sus esperanzas en los fármacos”, concluye el informe.

La OCU entiende que el coste de la generalización de los tratamientos psicológicos se vería ampliamente compensado con la reducción de las bajas laborales por ansiedad y depresión.

El estudio completo de la OCU está disponible en el número 100 de la revista OCU-Salud.

Antidepresivos

Actualmente existen numerosas drogas antidepresivas con una eficacia terapéutica demostrada, aún para las formas más graves de depresión. Los más antiguos pero aún no superados en eficacia son los antidepresivos tricíclicos, los tetracíclicos de reciente aparición, los inhibidores de la recaptación de serotonina o 5-HT, que tienen como principal ventaja la disminución de varios efectos adversos, los inhibidores de la MAO, algunos específicos de la MAO-B, de acción reversible, y las sales de litio de acción profiláctica o preventiva en trastornos bipolares mixtos y de la depresión mayor o endógena. Asimismo, la terapia electroconvulsiva que ahora mismo cuenta con limitada aplicación terapéutica y por último, la psicoterapia que actúa sinergísticamente con las drogas antidepresivas.

 

Imagen

 

Para alcanzar el máximo efecto antidepresivo de estos fármacos se requiere su administración durante varias semanas. En un adulto joven se estima de 6 a 8 semanas y en los ancianos de 6 a 12 semanas. Los distintos grupos de antidepresivos tienen una eficacia análoga, tanto en adultos jóvenes, como en adultos de edad avanzada. Se caracterizan por su efecto analgésico, ansiolítico-sedante, efecto agudo en alguno de ellos y crónico en todos. Con su administración aumenta la probabilidad de crisis convulsivas, la depresión respiratoria de los depresores, así como la fase maníaca del trastorno bipolar.

La adecuada selección del medicamento requiere la predicción de la respuesta antidepresiva y para ello es imprescindible contar con un amplio conocimiento del enfermo. Diagnóstico de la enfermedad e identificación de sus causas fundamentales, la forma clínica, el estado somático, la edad, la experiencia terapéutica en episodios anteriores personales y/o familiares, son datos importantes a la hora de elegir el tratamiento. Asimismo, la identidad del medicamento, el efecto neuroquímico y el mecanismo de acción, el efecto propio sedativo/estimulante, la absorción, distribución y eliminación del fármaco y sus efectos secundarios permiten decidir el fármaco antidepresivo idóneo en cada caso.

Las pautas para el tratamiento farmacológico pasan por las siguientes etapas: 1. Elección del antidepresivo 2. Los primeros días se administran dosis bajas. Incremento paulatino de la dosis hasta el día 10 en el que se alcanza la dosis terapéutica. Deben observarse los posibles efectos cardiovasculares 3. En adultos jóvenes, sobre la 6ª y 8ª semana y en adultos de edad avanzada entre la 8ª y 12ª semana debe estar establecido el efecto máximo 4. a) Si el efecto no es satisfactorio, se puede incrementar ligeramente la dosis. Se puede cambiar de antidepresivo tras un periodo de limpieza del anterior, lo que supone volver al paso 1. Cuando se ha fracasado con dos o más antidepresivos, se habla de pacientes resistentes, que suelen representar entre el 25 o el 30% de los casos. Se puede incorporar litio o triiodotironina (T3) al tratamiento. El 60% de los pacientes responden favorablemente. b) Si el efecto es satisfactorio. En adultos jóvenes se mantiene un año (si se suprime antes, 50% de recaídas en los siguientes cinco años, si se mantiene, recaída 10-15%). Posteriormente, retirada progresiva. Algunos especialistas recomiendan que en el caso de las personas mayores, el mantenimiento dure dos años. Si existe recurrencia o riesgos, podría ser indefinido.

El síndrome de supresión de los antidepresivos, se manifiesta por síntomas psíquicos, como irritabilidad, inquietud o ansiedad y síntomas somáticos, como vértigos, vómitos, cefaleas, insomnio o somnolencia. Generalmente aparecen entre uno y tres días después de la supresión del medicamento y no se mantiene más allá de dos semanas. Sus causas se relacionan con un déficit de serotonina y puede ser más intenso y frecuente con los medicamentos de vida media breve, como la paroxetina, la fluvoxamina y la venlafaxina, que con los de vida media larga, como la fluoxetina y la sertralina. Mediante una suspensión escalonada se pueden reducir considerablemente estos síntomas. Por ejemplo, una buena pauta es reducir la dosis en una cuarta parte cada tres meses. El cuadro desaparece en 24 horas con la reanudación del tratamiento o la administración de algún medicamento similar.

Frase del día
Loading Quotes...
Videos Interesantes

Agorafobia Parte 3

noviembre 2017
L M X J V S D
« mar    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930